viernes, 27 de noviembre de 2009

27 de Noviembre Destellos de Sabiduría Sogyal Rimpoché





Sea como sea nuestra vida, nuestra naturaleza de buda siempre está presente. Y siempre es perfecta. Decimos que ni si quiera los budas en su infinita sabiduría pueden perfeccionarla, ni los seres concientes estropearla en su al parecer infinita confusión.
Nuestra verdadera naturaleza podría compararse con el cielo, y la confusión de la mente ordinaria con las nubes. Sin embargo, solo hemos de remontarnos en un avión para descubrir sobre ellas una extensión ilimitada de transparente cielo azul. Desde allí arriba, las nubes que suponíamos lo eran todo parecen minúsculas y remotas.
Siempre debemos tratar de tener presente que las nubes no son el cielo y que no le "pertenecen". Sólo están ahí suspendidas, desplazándose a su manera un tanto ridícula e independiente. Y nunca pueden manchar el cielo ni dejar huella en él en modo alguno.

SOGYAL RIMPOCHÉ "DESTELLOS DE SABIDURIA""

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada